Nuestro proyecto

Urbanita nace del reencuentro entre Bàrbara y Beti, amigas, urbanitas y barcelonesas de pura cepa. Empezamos diseñando juntas vestuario para teatro. Tras unos años en los que la vida nos condujo por caminos diversos nos encontramos a finales de 2013 animadas por una nueva idea:

Las dos estábamos hartas de cargar nuestras mochilas delante por miedo a los hurtos. ¡¿A nadie se le había ocurrido poner las cremalleras pegadas a la espalda?! ¡Nosotras lo íbamos a hacer! Una mochila antirrobo para urbanitas que quieren pasear cómoda y tranquilamente.

Un año más tarde nació la mochila que cumplía todos los requisitos que componían nuestro ideal, esto es: ligera, resistente, segura, con la capacidad adecuada, polivalente y bonita.

Desde el principio teníamos claro que queríamos un producto 100% local (materiales, diseño y confección), por lo que nos pasamos ese año viajando por el país, visitando fábricas textiles, buscando tejidos resistentes, repelentes al agua, con una carta de colores bonita y asequible.

Ahora cada vez somos más los “Urbanitas” que ya no podemos salir de casa sin nuestra mochila segura 100% Barcelona.